Cobarde y mentiroso

De plagios y prensa chicha

Publicado: 2018-11-03

1. ANTECEDENTES

Mi amiga Leyla Valencia, del antiguo Centro Cultural El Averno, me pidió colaborar con la propuesta de cultura para el programa de la candidatura de Ricardo Belmont a la alcaldía de Lima, lo hacía a nombre de Perú Libertario el partido huanca dirigido por Vladimir Cerrón que se había aliado con el Hermanón. 

Al inicio tenía mucha desconfianza porque el PL es un partido de la izquierda más conservadora y tradicional que existe en el Perú, con la cual estoy muy lejos de tener afinidades. Leyla me convenció que había conversado con Cerrón y que estaban abiertos a hacer cambios, tanto así que se habían aliado a un político de la derecha liberal como Ricardo Belmont.

Por otro lado, yo conocí a Ricardo hace algunos años atrás cuando acompañamos a un amigo común en sus últimos días afectado por una metástasis espantosa. En esas largas noches tuve la oportunidad de conversar con él y me causó una buena impresión, me pareció una persona sensible, buen amigo y hasta algo solitario. Me convencí a colaborar cuando le escuché en la radio un discurso nacionalista, anti-neoliberal, defensor de los medios de comunicación independientes, crítico a los “poderes fácticos”, al fujimorismo, que había que renegociar los contratos de los peajes y por otro lado con un gran acercamiento a la cultura popular -con sus largos años de radio- aunque estancado en la salsa clásica y el son cubano, el antiguo criollismo y la vieja "nueva ola", como suena RBC Radio. Pensé también que si lograba interesarlo podría ser un buen difusor de las ideas del Liberalismo Republicano con el cual me identifico políticamente y sobre el cual he escrito algunas ideas. El hecho que se hubiera aliado con un partido de izquierda, además “ultrón”, me parecía un caso interesante para observar de cerca.

Desgraciadamente nada de lo que con Leyla conversamos que se podría hacer, incluso desde la campaña misma lo pudimos plasmar. Nunca me reuní con Ricardo, él y su gente manejaron la línea de la campaña solos, sin opiniones externas. Los resultados ya los conocemos.


2. LA PROPUESTA CULTURAL PARA EL PROGRAMA MUNICIPAL DE SUSANA VILLARÁN “RECICLADO” PARA EL DE RICARDO BELMONT 

Leyla Valencia debía redactar la propuesta de plan de gobierno que debía entregarse con la inscripción de la candidatura. Dada la prisa –como siempre- le propuse darle un documento que ya tenía redactado desde el 2010, de cuando Susana Villarán ganó las elecciones que, en lo fundamental, sigue estando vigente pero que habría que actualizar y poner en contexto una vez ganadas las elecciones. Ese documento tiene una historia que debo explicar para que se entienda eso del “plagio” y el “reciclaje” por el que Ricardo Belmont –que nunca leyó mi documento- fue acusado de plagiario en un artículo de Víctor Caballero, de UTERO.PE. 

Mi documento Propuesta para una gobernanza de la Cultura desde la Municipalidad Metropolitana de Lima lo escribí cuando estaba en Tierra y Libertad a pedido de Pedro Francke. Él me pidió reunirnos en su casa con Rodrigo Montoya, que había publicado un muy buen artículo acerca de la Cultura en Lima e invité también a Herbert Rodríguez. Yo era miembro de la Comisión de Programa del partido y por ello el pedido. El documento finalmente lo redacté yo, Rodrigo no pudo verlo por razones de salud y creo que Herbert sí. No recuerdo más, fue en octubre del 2010.

Este documento lo redacté muy aprisa, contra el reloj –como siempre- porque habíamos ganado las elecciones con Fuerza Social y otras organizaciones, habíamos impulsado y hecho campaña por la candidatura de Susana Villarán y se estaba negociando la participación en el gobierno municipal, había que tener el documento “para ayer”. Finalmente FS le dijo a TyL, “si te vi, no te conozco”. No permitieron el legítimo co-gobierno que correspondía por haber hecho juntos la campaña, nos mecieron un tiempo y el destino de TyL terminó fuera del gobierno –salvo algunos militantes a título personal que sí entraron a la municipalidad- con mi propuesta pasó igual. La envié al que ya era el asesor de cultura del nuevo gobierno municipal y, literalmente, por mail me contestó: 
Hola, gracias por el envio. He revisado el programa y estamos de acuerdo con todo. Tuvimos una primera reunion el sabado donde particparon algunos militantes de Tierra y Libertad. Estuvo muy bien.Esperamos convocar a una nueva reunion proximamente asi que seguimos en contacto.Muchas gracias por el interes.Un abrazo,.

Nunca fui convocado a ninguna reunión, ni antes, ni después, el asesor me meció, me evadió y al igual que las otras propuestas de TyL, las mías y mi humilde persona fueron dejados de lado. 
Hasta aquí todo lo narrado se lo informé al poco caballeroso Caballero, él después escribió lo que le dio la gana, no voy a desmentir párrafo por párrafo lo que ha publicado porque estimo que no vale la pena. Solo hay que leerlo.


3. EL PLAGIO Y LOS “RECICLAJES”.
En mi propuesta hice copia, como bien ha investigado Caballero, de Los principios ético políticos del documento Orientaciones Estratégicas para el Impulso de las Políticas Culturales en el Perú y algunas propuestas que estaban destinadas como políticas para el país yo las adapté para Lima. Es verdad que debí señalarlo. ¿Por qué no lo hice?. En verdad fue descuido y poca atención al hecho mismo. Se trataba de un documento político interno, lo redacté una noche entera, había mucha prisa en tenerlo y así lo hice pasar. Después de 7 años lo hice público y lo dejé tal cual, no lo revisé, ni me acordé que había hecho unos copy-paste sin citar el documento base. Yo le comenté a Caballero que sí había citado fuente, después me acordé que lo había hecho en otro documento.

“Propuesta para una gobernanza de la Cultura…” tiene 12 páginas, lo que copié básicamente son un párrafo grande de conceptos y principios, que ocupa menos de ¼ de página, no son propuestas concretas de qué hacer en materia de política cultural para Lima, ni qué acciones o actividades realizar. Una buena parte del documento son mis propuestas para los primeros 100 días. Nada de eso es plagiado. Lo sustancial e importante del documento es original, mío. Pretender decir que “Propuesta para una gobernanza de la Cultura” ES un plagio es tener mala entraña y ha obedecido a un claro propósito de fregar a Ricardo Belmont y con él a mi también.

No estamos hablando de literatura, ni poesía, ni novela. No estamos hablando de periodismo, de crónicas o artículos. No se trata de un documento académico, por el que pretendería conseguir un prestigio profesional. No soy un arribista académico, no pretendo pasar por lo que no soy, ni me interesa ser. A mi me interesa la Cultura como parte de la vida política de la nación, como una forma de ver al Perú, de entender sus conflictos y problemas y como la forma de abordarlos y contribuir a solucionarlos. Si escribo algunos artículos con propuestas de ideas, no pretendo hacerlo en forma académica, lo hago únicamente por interés y propósito político.
¿Por qué tomé algunas ideas y párrafos del documento "Orientaciones Estratégicas"? . ¿Por qué aparece mi nombre entre otros como partícipe de su creación? y que Caballero menciona superficialmente y mal. Esto merece y necesita de una explicación para entender mejor y tener una visión de conjunto de esto del plagio y los “reciclajes”.


4. BREVE HISTORIA DEL DOCUMENTO ORIENTACIONES ESTRATÉGICAS PARA EL IMPULSO DE LAS POLÍTICAS CULTURALES EN EL PERÚ

El documento de “Orientaciones…” es parte de un documento mayor que es el informe del resultado del Proyecto Impulso, que se realizó entre el 2008 y 2009 y fue un convenio de la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo y el Instituto Nacional de Cultura, un proyecto Estado-Estado. Este proyecto ha sido el esfuerzo más grande e importante que se ha realizado en el Perú para desarrollar propuestas de políticas culturales. Se trabajó con 8 comisiones de 9 personas cada una, durante 9 meses. Las comisiones fueron de todos los sectores, desde lo patrimonial, hasta las industrias culturales y creativas, todas las artes y la animación socio cultural. Las más de 100 personas que en el transcurso de los 9 meses fueron parte de las comisiones, fueron todos profesionales del más alto nivel y representación en su campo. Este trabajo se culminó con el I (y último) Congreso Nacional de Políticas Culturales, en el que vinieron gestores culturales y funcionarios del INC de todo el país y se invitaron a una serie de personalidades del más alto nivel de la cultura de todas las regiones, para las mesas redondas y las comisiones de trabajo.

Con los documentos producidos por los 8 grupos y con los aportes recibidos en el congreso se trabajó un Taller de sistematización, que dirigió Marfil Francke y en el que participaron 14 personas seleccionadas a partir de un documento base presentado por Herbert Rodríguez. A él se le seleccionó para hacer la sistematización y redacción final del documento que se llamó “Orientaciones….”
Al final, fue un largo trabajo en el que participaron, internamente, unas 100 personas y en el congreso, 500 entre invitados e inscritos de todo el Perú.
El proyecto tuvo como representantes de los 2 países a Cecilia Bákula, por el INC  y a Ricardo Ramón por parte de la AECID.  El director fue el catalán Jordi Pardo, con tres asesores más, Eduard Miralles y Damià Moragues, de Barcelona también y un uruguayo, Gonzalo Carámbula. Todos profesionales del más alto nivel académico internacional.
Los coordinadores nacionales fuimos Rosanna Zárate y yo. Rosanna se encargó de la gerencia, la logística, del trabajo duro e ingrato de oficina. Yo me encargué –con no pocas dificultades y conflictos y quizás más ingratitudes- de lo más agradable, la parte política y social del proyecto, la selección, formación y coordinación de los grupos de trabajo y así como de los invitados al Congreso y del taller de sistematización. La selección de Herbert Rodríguez para la sistematización del trabajo de los grupos y redacción del documento final, fue también a partir de una propuesta mía y acordada con Rossana -con quien compartimos todas las decisiones importantes- y con el acuerdo del director Jordi Pardo.

El grupo de asesores desarrolló además una propuesta para la creación del Ministerio de Cultura. Con pena debo decir que todo el trabajo que realizamos no ha sido capitalizado por el Ministerio, ni por ningún otro estamento estatal que se ocupa de la Cultura. El esfuerzo realizado y el dinero invertido por la cooperación española, el estado peruano lo ha desperdiciado. Lo han ignorado todas y todos los ministros de cultura, obviamente ni saben de su existencia, excepto Susana Baca a quien personalmente invité a participar en el Congreso y Lucho Peirano, a quien se lo hice saber. No lo han recogido los burócratas recién salidos de la universidad, que parece que creen que todo empieza con ellos y que los diplomas son suficientes para saberlo todo. Algunos que han sido parte del proyecto y han tenido la oportunidad de ejercer una labor pública, no han querido recordar su existencia, aunque en su memoria personal sean portadores de lo que allí aprendieron y utilizado la información y contactos que obtuvieron.

He informado esto para que se entienda mi afán por utilizar ese documento como base para mi propuesta para el gobierno de Villarán ya que resume la experiencia y el trabajo acumulado y culminado de mucha gente y porque además lo siento muy mío, porque tuve mucho que ver en el conjunto de su existencia. Por supuesto, esto no justifica hacer público algo de él sin citar su origen.


5. PALABRAS FINALES
Lamento todo esto y pido disculpas a mis ex compañeros del Proyecto Impulso por la pequeña copia y lamento también haber tenido que responder a tan banal artículo, pero era necesario, porque se trata de una publicación de Utero.pe, un medio por el que tengo mucho respeto -especialmente a su dirección- y que es además hermano de LaMula, donde justamente publico este artículo.  

6. ÁLBUM DE FOTOS

Jordi Pardo,
Director del Proyecto Impulso.
Rosanna Zárate y Jorge Delgado,
Coordinadores nacionales


Clausura del Congreso.
De izq. a der. Ricardo Ramón, Damià Moragues, Eduard Miralles, Jordi Pardo, Luis Cueto, Cecilia Bákula, Jorge Delgado y Gonzalo Carámbula


Taller de Sistematización
Marfil Francke, Jorge Delgado y Herbert Rodríguez



Escrito por

Jorge Delgado

Cineasta y productor cultural. Autodidacta. Liberal republicano. Piurano. Amante del país.


Publicado en

El piajeno

Un espacio que busca contribuir a la reflexión y a la discusión de las ideas y prácticas que se dan en mi sociedad, la peruana.